Sobre la virgen del Carmen - Emisora Costa del Sol 93.1 FM

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Escritos en la pared


Virgen del Carmen de Güiria – Edo. Sucre, Venezuela


Ubicada en la Iglesia Inmaculada Concepción el 16 de Julio de 1937.
Bendecida por Monseñor Sixto Sosa, Monseñor Pibernat en presencia de los pobladores de Güiria.


LA VIRGEN DEL CARMEN DE GÜIRIA: UN ESPACIO SOCIO HISTÓRICO DE CONSTRUCCIÓN DE LA IDENTIDAD CULTURAL


carmenccasas@hotmail.com

RESUMEN

La devoción y la religiosidad se han constituidos en elementos identitarios con una enorme carga valorativa en las sociedades actuales. El fervor y la fe, configuran, hoy día, un espacio que refleja los modos de vida de los pueblos. En el presente artículo se exponen, de manera sencilla, algunas ideas en torno a la identidad cultural de los habitantes de la localidad de Güiria en el Estado Sucre, a través de la devoción y la religiosidad a la Virgen del Carmen. Se trata de pre-figurar un cuerpo epistémico que dé cuenta del devenir histórico y cultural de esta manifestación como un espacio de construcción social del modo de vida de un pueblo que se resiste a los embates de la globalización. El artículo es un avance de un proyecto de investigación doctoral. A tal efecto, interesa debatir conceptos, entre los cuales se destaca el de Patrimonio Cultural Inmaterial. Se trata entonces de, asumir una actitud investigativa que permita, entre otras cosas, explicar la naturaleza y la realidad de esta manifestación tradicional-popular, a través de su conocimiento, su valoración e importancia en la prevalencia de la identidad. El estudio se asume bajo un enfoque cualitativo, desde una perspectiva transmetodológica fenomenológica-hermenéutica-etnográfica, apoyada en la investigación de campo, la observación participante, el análisis, la descripción, la interpretación y la explicación, en procura de entender la naturaleza y la realidad de la devoción-veneración a la Virgen del Carmen de Güiria.
Palabras claves: devoción, religiosidad, identidad cultural, patrimonio cultural inmaterial.

CARMEN CECILIA CASAS
Prof. de Biología y Química Instituto Pedagógico de Caracas; Especialista y Magister en Gerencia Educativa, Estudiante del doctorado en Patrimonio Cultural. Actualmente se desempeña como Subdirectora de Docencia.




LA VIRGEN DEL CARMEN DE GÜIRIA: UN ESPACIO SOCIO HISTÓRICO DE CONSTRUCCIÓN DE LA IDENTIDAD CULTURAL


A manera de introducción

A lo largo de la historia de la humanidad, las distintas sociedades han atesorado invaluables conocimientos científicos, sociales y culturales, como consecuencia de las constantes investigaciones que diariamente realizan los investigadores. En sociedades donde se estima y valora la investigación, el conocimiento y la creatividad científica, así como sus productos tecnológicos, los fenómenos sociales y culturales, estos son, en alguna medida, comprendidos por sus pobladores. En ese sentido, las sociedades tendrán más posibilidades y oportunidades de informarse, educarse, instruirse y, de esta manera, comprender los dispositivos, mecanismos y procesos de producción del nuevo conocimiento y su epistemología. Es así como, en lenguaje claro y sencillo se pueden explicar las reflexiones- teorizaciones más profundas y complejas del mundo de la ciencia y de los procesos socio-culturales.

En atención a esto y, según la Declaración de México de la UNESCO (1982) sobre los Principios que deben regir las políticas culturales, se define a la cultura como: “como el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o un grupo social. Ella engloba, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales del ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias”.

Por otra parte, Nietzsche (citado por Fernández, 2003) considera que, la cultura propicia la investigación, buscando romper el yugo de la ignorancia, donde la educación formal no ha alcanzado sus efectos formativos en los pueblos. De aquí la importancia que los investigadores, en materia de cultura, hagan esfuerzos por divulgar para hacer vivo su sentir en los elementos que le inspiran la escritura, las personas y los elementos de su entorno a los que ama y admira, rindiéndole tributo como una forma de arraigo a sus orígenes.

El ser humano engendrado con estos dones de re-hacer, re-construir para cultivar-difundir la cultura inspiradora de su localidad, asume la pertinencia socio-cultural del conocimiento de las cuestiones de la fe y de lo divino como un asunto de identidad que, debe ser conservada y protegida como parte de su patrimonio histórico-cultural. Todo ello configura los elementos, que tratan de explicarse por sí solo, en el entendido de asumirse estos como contenidos de las manifestaciones culturales y, a su vez, como formas de entendimiento del porqué de los procesos socio-culturales que construyen los pueblos; factores clave para la conformación de la identidad cultural.

Desde el inicio de la humanidad, mucho antes que el hombre inventara la escritura, se conoce la práctica de la religión, como uno de los aspectos clave para la conformación de las sociedades. A partir de la prehistoria, la creencia de un ser supremo o Dios ha sido la base para definir y crear los distintos tipos de culturas. A lo largo de la historia, la religión ha adoptado muchas formas y constantemente surgen nuevas manifestaciones que producen grandes transformaciones socio-culturales.

Según Esteve (2011), “la utilización del hecho religioso es una constante a lo largo de la historia, que subsistirá, no importa bajo qué tipo de espiritualidad ni de qué sistema económico”. Desde esta perspectiva, se descubren los procesos socio-históricos-religiosos de los pueblos, no sólo como espacios para la construcción de la identidad cultural, sino también como potenciales espacios para la generación de nuevos “mercados de consumo” alimentados y nutridos por la devoción y la fe.

Venezuela, con todo un devenir histórico de procesos de cambios y transformaciones sociales, se presenta, hoy día, como un país con importantes y variadas manifestaciones religiosas que permean de manera regular la dinámica cultural del país.

Sobre la base de las consideraciones anteriores, en el presente artículo se exponen, de manera sencilla, algunas ideas en torno a la identidad cultural de los habitantes de la localidad de Güiria en el Estado Sucre, a través de la devoción y la religiosidad a la Virgen del Carmen. Se trata de pre-figurar un cuerpo epistémico que dé cuenta del devenir histórico y cultural de esta manifestación como un espacio de construcción social del modo de vida de un pueblo que se resiste a los embates de la globalización, a lo largo de 75 años de celebración de la vida, de la re-novación de la fe y de lo divino-espiritual.


Aproximación al objeto de estudio

Venezuela es un país rico en tradiciones, manifestaciones folclóricas y especialmente religiosas que deben narrarse de manera formal, a través de escritos que recojan las memorias de los actores participantes que protagonizan y construyen tales festividades con su devoción, valores, principios personales y comunitarios. Por otra parte, es importante destacar, hoy día, la existencia de muy poco material impreso que recoja los aspectos culturales, folclóricos, costumbres, mitos, leyendas, y tradiciones para transmitirlas a las nuevas generaciones como herencia o patrimonio histórico de nuestro pueblo. Esto, en parte se debe al estado de alejamiento del pensamiento investigativo y científico de nuestra sociedad, en torno a estos elementos y, por otro lado, a los procesos de “exclusión cultural” que conforman un modelo histórico que no estimula la creatividad.

A tales efectos, interesa debatir, en estos momentos cruciales, conceptos como el de patrimonio cultural inmaterial, entendiéndose éste como: la expresión de conocimientos y habilidades de los individuos que protagonizan e impulsan legados culturales, sustentados en sus creencias y valores en una determinada localidad, región o nación.

Según la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO 2003), en el Texto de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, se entiende por patrimonio cultural inmaterial:

Los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural. Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana. (Art. 2).

Desde esta perspectiva, el patrimonio cultural inmaterial se manifiesta, de manera constante, entre otras cosas, en los usos sociales, rituales y actos festivos de los pueblos, tales como las prácticas religiosas, la devoción a objetos sagrados, a los santos, y a la Virgen.

En consideración, el presente trabajo centra su interés en resaltar las Festividades de la Virgen del Carmen de Güiria en el Estado Sucre; fiel depositaria de la fe y la esperanza de sus pobladores. De igual manera, se procura resignificar esta manifestación tradicional-popular que ha sido legitimada por los habitantes de esta localidad, a través de 75 años de celebración, de manera continua. Más allá de todo esto, también se hace necesario dejar testimonio por escrito de las tradiciones, manifestaciones culturales, entre otras, de cultura popular de nuestros pueblos, como parte de su patrimonio cultural inmaterial.


Propósito del estudio

A los efectos de formular una aproximación teórica que dé cuenta de la realidad del objeto de estudio, se plantea como propósito fundamental, formular un corpus epistémico que permita la comprensión de la devoción y la religiosidad a la Virgen del Carmen de Güiria como un espacio socio histórico de construcción de la identidad cultural de los pobladores de esa localidad. De igual manera, surgen otros propósitos como: analizar los fundamentos teóricos de la devoción y la religiosidad como parte de los elementos que construyen la identidad cultural de los pueblos; develar los fundamentos históricos de la festividad de la Virgen del Carmen de Güiria; interpretar los elementos socio-históricos-culturales de la festividad en honor a la Virgen del Carmen como patrimonio cultural inmaterial.

Por último, promocionar y difundir la devoción a la Virgen del Carmen con posibilidades de conversión en un producto turístico religioso sustentable para el desarrollo territorial endógeno y la re-habilitación del capital imagen de la ciudad de Güiria.

La importancia de este avance dejará aportes significativos tanto para la cultura local y la educación al develar información desconocida para muchos en cuanto al por qué se celebran las festividades de la Virgen del Carmen en la localidad de Güiria, en el Estado Sucre, que deben ser inculcados a los niños para que permanezca en ellos el amor y la consolidación de los valores de una devoción hacia la Virgen que ha permitido la convivencia de la misma a través de los años, convirtiéndose en un acervo cultural reconocido por la población y transmitidos de generación en generación.


Marco referencial del objeto tema de estudio

En el Monte del Carmelo, cuyo nombre significa “campo fértil”, es donde surge la historia de la Virgen del Carmen. Esta montaña exuberante está situada junto al mar Mediterráneo. En ella transcurrió la vida del profeta Elías, quien en sus años jóvenes se dedicó a la prédica y la oración. Incitaba a los hombres a cambiar de vida y así, oyéndolo, en Palestina, muchos se retiraban al monte del Carmelo, donde vivían apartados del mundo, haciendo penitencia.

Por haber vuelto a caer en la apostasía, muchos de los judíos que por allí vivían fueron castigados por Dios a través de Elías. Su oración cerró los cielos y durante tres años y medio la lluvia se dejó de caer sobre la tierra. Una vez arrepentidos, Elías intercedió por ellos mediante la oración. Estando el profeta rezando en la cumbre del Carmelo, dijo a uno de sus discípulos: “Sube y mira hacia el mar”. Obedeció este y al rato gritó: “No hay nada”. “Vuelve a mirar - dijo Elías hasta siete veces”. Y a la séptima vez dijo aquél: “Veo una pequeña nube, como la palma de la mano de un hombre, que sube del mar”. Entonces los cielos se oscurecieron con nubes y viento, y se descolgó una copiosa lluvia.

En esa nubecilla la tradición ha visto simbolizada a la Inmaculada Virgen María, mediadora universal, especialmente bajo el título de Nuestra Señora del Carmen como referencia a la aparición en el monte del Carmelo. Refiriéndose a ese suceso, según San Metodio, apóstol de los esclavos, quien vivió en el siglo IX “Así como la nube se levanta del mar, blanca, grácil y ligera, sin llevar consigo la pesadez y amargura de las aguas, así María surge de la corrompida raza de los hombres, sin contraer ninguna de sus manchas”. Ese episodio de la vida del profeta Elías es como un antecedente remoto de la Orden del Monte Carmelo, fundada en 1.156 por el cruzado Bertoldo, quien se retiró con diez compañeros a una cueva de la colina, para llevar vida de penitencia.

Muchos fueron los que se retiraron a hacer penitencia en aquel Monte del Carmelo, cuyas grutas penetran por todas partes las peñas de la montaña, pero los sectarios de Mahoma los persiguieron, hasta que los ejércitos de los cruzados en Tierra Santa le aconsejaron a los penitentes que regresaran a Europa. En el Siglo XIII algunos llegaron a Francia, cerca de Marsella y se alojaron en una ermita en compañía de San Luis, Rey de Francia. Cerca de Marsella había una ermita y allí buscaron refugio muchos de ellos, hasta que los sorprendió la muerte; otros se embarcaron hacia Inglaterra. En 1.226 el Papa Honorio III aprobó la Orden Monte Carmelo y en 1.726 Benedicto XIII extendió su fiesta a la Iglesia Universal.

Desde entonces, el pueblo cristiano tiene un especial gusto en venerar y honrar a la Virgen María con el título del Carmelo. Es interesante ver cómo hasta gente que dice estar muy apartada de la iglesia, tiene, de alguna forma, devoción a la Virgen del Carmen. En varios escritos de distintos Papas, se dice que ya desde la época del Antiguo Testamento, los profetas y los religiosos que vivían en el Monte Carmelo practicando una vida de oración, pobreza y penitencia honraban a la Santísima Virgen aún antes que naciera. Así como esperaban a Jesús, el Mesías, esperaban y se honraba a su Madre bendita.

Los anacoretas que vivían en el Monte Carmelo se reunían para rezar alrededor de la imagen de la Virgen. Como eran personas tan reconocidas por su vida ejemplar, muchos quisieron imitarlos. Se acercaban al Monte, rezaban frente a la imagen de la Virgen y se iban. Poco a poco empezaron a copiar imágenes de la Virgen María iguales a la que se encontraba en el Monte. Fue así como se empezó a identificar como la “Virgen del Monte Carmelo” y que hoy día conocemos con el nombre abreviado de “Virgen del Carmen”.

En la Europa del siglo XII la advocación a la Virgen del Carmelo se extiende con gran devoción entre los cristianos. Es pues, la devoción a la Virgen en el Monte Carmelo, la primera que existió en el mundo a la Santísima Virgen María. Esta devoción se convirtió con el tiempo en una de las más representativas en América. Y, es sorprendente cómo a pesar de su antigüedad, la devoción a la Virgen del Carmen no ha envejecido sino que todos los días crece más.

En Venezuela, los fundadores de la ciudad de Nueva Segovia de Barquisimeto trajeron consigo la imagen de la Virgen del Carmen y la colocaron a la vista de todos el 16 de julio de 1557 para que sirviera de protección y ayuda en todos los momentos de la vida diaria. En las costas del Golfo de Paria, específicamente en Güiria, desde 1937, cada 16 de julio se celebran las fiestas en honor a la Virgen del Carmen, protectora de los pescadores, choferes, militares de la Guardia Nacional, entre otros. La imagen de la Virgen del Carmen que se venera en la Iglesia Inmaculada Concepción de Güiria fue traída desde Nueva York a bordo del Tanquero Maturinés, embarcación capitaneada por Julio César Casas Herrera cumpliendo la promesa que un día le hiciera de comprar su imagen y dejarla en la Iglesia del primer puerto venezolano que le ordenaran desembarcar.

 
Factura Compra de la Virgen del Carmen



Capitán Julio Cesar Casas Herrera


Es así como, desde el alba cada 16 de julio tañen las campanas una y otra vez al sonar de fuegos artificiales y, con el alborozo se despierta la población anunciándose la celebración del día de la Virgen del Carmen. El 17 de julio de 1937 la imagen, el estandarte y el artístico altar de la Virgen del Carmen fueron bendecidos por el Excelentísimo Señor Obispo de Cumaná, Monseñor Dr. Sixto Sosa. En esa fecha, la imagen de la Virgen, en hombros de sus devotos, por vez primera recorre las calles: Vigirima, Carabobo, Pagayo, Concepción, Juncal, Bolívar y a la Marina para que la Santísima bendijera al Puerto y a todas las embarcaciones en él ancladas, y de allí regresó en procesión por la calle Bolívar hasta la Iglesia, culminando la actividad religiosa cantando la Salve los feligreses y bendecidos por el Obispo. Con el correr del tiempo se ha convertido en una devoción cristiana y en una festividad popular arraigada en los habitantes, los cuales disfrutan anualmente, desde la pertinencia social asumida como una cultura patrimonial reconocida por los propios pobladores.


Hermandad del Carmen conformada en 1940


  Iglesia Inmaculada Concepción. 1937


Por otra parte, la forma de comunicación humana, desde el desarrollo del lenguaje hablado a la escritura, los signos visuales representan la transición de la perspectiva visual, a través de las figuras y los pictogramas, a las señales abstractas. Sistemas de notación capaces de transmitir el significado de conceptos, palabras o sonidos simples, por medio de los cuales el ser humano construye una cultura, partiendo de la capacidad de comunicar su universo interior conformado por los significados y sus significantes, con los que expresa su devoción religiosa. Este es el caso de la devoción hacia la Virgen del Carmen por una familia en Güiria; Casas Ginestre, que, desde hace 76 años ha cumplido esa promesa hecha por el Capitán de Marina Julio César Casas Herrera, convirtiendo una devoción cristiana en una festividad popular arraigada en los habitantes, los cuales disfrutan anualmente, desde la pertinencia social asumida como una cultura patrimonial reconocida por los propios pobladores.

Ahora bien, cabe preguntarnos ¿se puede considerar este tipo de manifestación religiosa como parte del patrimonio cultural inmaterial de la localidad de Güiria? Sí; ya que, en este caso, esta manifestación se ha venido transmitiendo de generación en generación; se recrea, de manera constante, por la comunidad en función de su entorno e historia reciente. Por otra parte, Infunde un sentimiento de identidad y continuidad y contribuye a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana.

En Venezuela se han conseguido cuarenta y cuatro (44) advocaciones, es decir, nombres diferentes que se le dan a la Virgen en distintos lugares del país, que obedecen a tradiciones locales como la Virgen de Coromoto en Guanare – patrona de Venezuela -, la Divina Pastora en Barquisimeto, la Virgen del Valle – patrona de los marineros – en la isla de Margarita y la Virgen del Rosario de Chiquinquirá – conocida popularmente como “la chinita”, entre otras. Y, la celebración mariana más difundida por todos los rincones del país, es la de la Virgen del Carmen, según González (1951).

El culto a la Virgen del Carmen se confunde con los comienzos de la historia Patria y se propaga con su desarrollo y extensión. Hoy, en casi todas las iglesias, capillas, casas, y carteras de la gente, encontramos una imagen o una estampa de la Virgen del Carmen. Estas advocaciones se celebran religiosamente en diferentes localidades de nuestro país. También refiere, González que “de mil seiscientas sesenta y tres (1663) fiestas que se tienen registradas en Venezuela, cuatrocientas treinta y ocho (438) se relacionan con la celebración en honor a Nuestra Señora del Carmen. De acuerdo con ello, la que tiene mayor difusión es la Virgen del Carmen que se celebra en ciento diecisiete lugares, un poco más que la fiesta en honor a San Juan Bautista que se celebra en ciento catorce (114) poblaciones”.


Procesión-1955


Procesión de Nuestra Señora del Carmen-2011



Abordaje metodológico del objeto tema de estudio


Tratar de re-construir y difundir la historia, la contextualización identitaria actual, la relevancia y trascendencia en torno a la valoración de esta manifestación religiosa es asumir una actitud investigativa que permita, entre otras cosas, explicar la naturaleza y la realidad de esta manifestación tradicional-popular, a través de su conocimiento, su valoración e importancia en la prevalencia de la identidad. En ese sentido, se pretende interpelar a la manifestación para luego revitalizarla, a través del estudio, el análisis y la teorización. Asumido esto bajo un enfoque cualitativo, desde una perspectiva transmetodológica, apoyada en la investigación de campo, la observación participante, el análisis, la descripción, la interpretación y la explicación, en procura de entender la naturaleza y la realidad de la devoción-veneración a la Virgen del Carmen de Güiria.

De igual manera, tratar de entender por qué se asume el enfoque cualitativo para el desarrollo de este estudio, se debe tener claro, en principio, cómo se adecúa al objeto tema de investigación. Así, la investigación cualitativa es definida por Merriam (citado por Martínez, 2008) como un proceso mediante el cual se construye inductivamente, en vez de probar conceptos, hipótesis y teorías, lo que tampoco quiere decir que no se consideren los referentes de la investigación, sino que se reconstruyen con los datos de la dialógica hermenéutica propiciada entre el investigador y los informantes clave. El investigador se vale de la etnografía para percibir la intersubjetividad de los hechos históricos referidos por la diversidad de actores sociales y las narraciones de documentos que describen la historia y reservorio cultural de la localidad, en este caso, Güiria.

Por otro lado, el estudio se sustenta epistémicamente en la teoría histórica-social de Vigotsky (1988), quien postula que: “…si quisiéramos imaginarnos esquemáticamente el desarrollo desde la concepción de la teoría socio-histórica tendríamos que imaginárnosla en forma de una espiral ascendente la cual necesariamente tendría que pasar por el mismo punto después de cada nueva evolución cognoscitiva” (p.116). En este sentido, los pobladores se constituyen en agentes sociales garantes de la conservación de las tradiciones culturales, a través del conocimiento empírico, pero que sin duda construyen la historia de la localidad y los pueblos.

De igual modo, el estudio se sustenta epistemológicamente en la antropología cultural social de Malinowski (1940) quien refiere que la antropología social o cultural "es la rama de la antropología que se ocupa de la descripción y análisis de las culturas" (p.24). Es decir, buena parte de las experiencias y conceptos considerados naturales son en realidad construcciones culturales que comprenden las reglas según las cuales se clasifica la experiencia, se reproduce, se conserva y difunde.

Se considera entonces que, el tratamiento de los datos, que deben ser proporcionados por los informantes clave, también se abordará desde la metodología hermenéutica, inherente con la investigación cualitativa, que según Martínez (2009), permite relacionar la observación y el análisis en la búsqueda del significado, que es el método utilizado para el tratamiento de los hallazgos. Así, el método que orienta el estudio es el fenomenológico- hermenéutico o interpretativo vivencial, en aras de describir, comprender y explicar en profundidad los fenómenos socio-culturales y, en particular las percepciones que otorgan los individuos vivos en referencia con la cultura de la festividad de la Virgen del Carmen en la población de Güiria.

Sobre la base de las consideraciones anteriores, se aplicarán como técnicas: la observación, la entrevista , la historia oral y como estrategia de análisis, la sistematización, de los reportes orales de los actores sociales que protagonizaron desde hace 75 años las festividades de la Virgen del Carmen, quedando aún muchos pobladores de la adultez mayor vivos. Asimismo, se utilizará la entrevista en profundidad aplicada a los informantes claves a ser seleccionados entre los individuos que puedan narrar los hechos socio-culturales en torno al objeto de estudio y a los individuos que ya constituyen patrimonios vivos de la región. Igualmente se registrará la observación participante, por ser la investigadora nacida en Güiria y partícipe de estas festividades que son concebidos como registros culturales. Otro aspecto importante que caracteriza al procedimiento investigativo, es la revisión de documentación, literatura que versa las diferentes manifestaciones culturales de la localidad, a fin de consolidar la teoría a ser propuesta al culminar el proceso indagatorio.

Desde estas perspectivas, el desarrollo de la investigación se fundamenta en la dialógica hermenéutica y el acercamiento etnográfico al ambiente y realidad social que rodea a la festividad de la Virgen del Carmen en la región y localidad de Güiria. Cabe destacar, la importancia de la participación de actores e informantes clave, como se dijo con anterioridad, que develan la historia, los hechos, las vivencias, las precepciones, creencias que requieren ser sistematizadas en una narrativa formal, que permita la divulgación a los efectos de ser reconocidos meritoriamente como legados patrimoniales culturales inmateriales que consolidan la identidad local-regional-nacional.

Para la investigadora, es de relevancia su acción protagónica en la tradición de la festividad, por ser actora y participante activa en la protección y salvaguarda de esta manifestación devocional-religiosa; heredera desde los orígenes de la manifestación y en consecuencia promotora de la celebración de a lo largo de los años. Se considera, también importante que, acometer esta acción investigativa requiere ir a de la mano con la difusión a través de los escritos requeridos, que deben ser el resultado de la indagación, para su divulgación y reconocimiento.

Por todo esto, podemos decir que, las manifestaciones populares en torno a la devoción y la religiosidad, en este caso, en honor a la Virgen del Carmen se convierten en una unión armónica del mensaje cristiano con la cultura de los pueblos. Por una parte, la iglesia, a través de la liturgia, asimila los modos de vida de las sociedades y, por otra parte, propaga y difunde los contenidos evangélicos en la concepción de los pueblos en torno a la vida y la muerte, la libertad, la misión y el destino del hombre.

Sobre la base de todas estas consideraciones, podemos concluir que, las manifestaciones-expresiones culturales se transmiten de padres a hijos, de una generación a otra y, todo ello comporta la transmisión de los principios cristianos. Es evidente que, en el caso particular de la veneración mariana de la Virgen del Carmen en Güiria ha sido tan profunda en el pueblo venezolano que los elementos propios de la fe cristiana se han convertido en componentes de la identidad cultural.

Como colofón, es importante resaltar la necesidad de proteger y salvaguardar, hoy día, todas nuestras expresiones-manifestaciones culturales y redefinir la noción de patrimonio cultural inmaterial en los tiempos actuales, poniendo especial atención en la relación entre cultura y desarrollo. En ese sentido, el turismo religioso comporta, entre otras cosas, conocer el patrimonio cultural (material e inmaterial) de las localidades, además de las imágenes religiosas, templos, ciudades, creencias religiosas, celebraciones y devociones. Todo este entramado de tópicos históricos-sociales-culturales se debe considerar como un enorme potencial de desarrollo turístico sustentable, en torno a la devoción a la Virgen del Carmen de Güiria que es el caso que interesa en esta investigación.

Además, en la actualidad, el turismo religioso se está convirtiendo en un fenómeno que comienza a tomar fuerza y contradice aquellas voces agoreras que predecían el fin de la religiosidad. En ese sentido, cada vez más son las personas que por promesas personales o agradecimientos forman parte de las procesiones, peregrinaciones y festividades religiosas en todo el mundo y, sobre todo en Venezuela. En este caso, la devoción y religiosidad en torno a las festividades de la Virgen de Güiria no es la excepción.


Altar de Nuestra Señora del Carmen


En 1930 las hermanas de la población de Caripito, le obsequian este cuadro al Capitán Julio Cesar Casas por los donaciones que realizó. A partir de ese año la lleva consigo a bordo de las embarcaciones a su cargo hasta el año 1960.



Desde el año 1955 la tripulación infantil de esta embarcación, acompaña a la Virgen del Carmen durante la procesión que se ha realizado ininterrumpidamente cada 16 de julio hasta la actualidad.



Misa Solemne, oficiada por Monseñor Jaime José Villarroel, acompañada de Sacerdotes Invitados.



REFERENCIAS

• Ander-Egg, E. (1974). Diccionario de Trabajo Social. Editada por el Ministerio para el Poder Popular para la Educación Universitaria y el Centro Internacional Miranda. Caracas, Venezuela..

• Barrea, F. (2008). Modelos Epistémicos en Investigación y Educación. Quinta Edición. Ediciones Quirón. Caracas, Venezuela.

• Bigott, L. (2011). Redes Socioculturales. Investigación y Participación Comunitaria. Editada por el Ministerio para el Poder Popular para la Educación Universitaria y el Centro Internacional Miranda. Caracas, Venezuela.

• Fernández, A. (2003)1.000 preguntas 1.000respuestas de Cultura General. Tomo II. Júpiter Editores C.A.

• Malinowski, B. (1940). Hombre y cultura.

• Martínez, M. (2008). La Investigación Cualitativa Etnográfica en Educación. Editorial Trillas. México.

• Nuevo Testamento. Editorial Paulinas.

• Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura [UNESCO] (Perú). (1982). Mexico City Declaration on Cultural Policies adopted by the World Conference on Cultural Policies. México: MONDIACULT.

• Severino, de Santa T. (1951).Vírgenes Conquistadoras que Santa Teresa envió a las Américas: la Purísima Concepción y Nuestra Señora del Carmen: historia documentada de estas dos imágenes y del desarrollo de su culto y devoción en Ibero-América. •Ediciones "El Carmen", Procura Provincial, Padres Carmelitas Descalzos.

• Vigotsky, L.S. (1988). Lenguaje y pensamiento. México. Ediciones Quinto Sol.

• Fuentes Electrónicas
o http://www.venezuelatuya.com/religion/virgen_del_carmen.htm

o http://reportecatolicolaico.com/

o https://corredentores.wordpress.com/nueva-evangeizacion/jornadas/ponencias-de-las-jornadas-marianas/ponencias-jornadas-marianas-2011/la-virgen-maria-y-la-religiosidad-popular/

o http://familiacristiana.org.ve/

o http://www.unesco.org/culture/ich/index.php?

o http://www.santopedia.com/santos/san-simon-stock

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal