Chile (capsicum o cayena) – usos medicinales - Notas desde Güiria - Emisora Costa del Sol 93.1 FM

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Chile (capsicum o cayena) – usos medicinales

Publicado por en Reportaje ·



El chile es muy común en varios países del mundo, especialmente en México y Centroamérica y grandes partes de Asia. Pero lejos de su sabor y el sazón que aporta a la comida ¿qué propiedades nos brinda para la salud? En muchos lugares, se ha usado tradicionalmente de manera tópica por sus propiedades analgésicas y ha servido de apoyo para calmar dolores musculares y de enfermedades reumáticas. Pero ¿verdaderamente funciona? Exploremos…

El capsicum es lo que comúnmente conocemos como chile, ají o picante en diversas especies y formas, también puede ser el pimiento, la pimienta de cayena y la paprika entre otros. Ha sido usado popularmente en diferentes culturas tanto en recetas culinarias como en la medicina tradicional por sus propiedades curativas.

El extracto de capsicum contiene capsicina, una sustancia que posee la capacidad de disminuir la sensación de dolor e inflamación al aplicarse tópicamente. La presentación más común del capsicum es en forma de cremas y puedes utilizarse para el tratamiento de dolores musculares, articulares y reumáticos. Se utiliza una pequeña cantidad de crema, aplicándola con un masaje suave en la zona afectada.

La capsicina tiene poderes tan fuertes, se que ha llegado a comparar con la mezcalina (presente en algunas plantas llamadas enteógenas, que pueden llegar a generar alucinaciones). Cuando comemos mucho picante podemos tener una sensación medio de mareo o de estar sedados. Así se siente más o menos el efecto que puede causar el ingrediente activo del chile o capsicum.

¿Para qué sirve?

Su administración tópica podría ayudar en casos de dolor por artritis reumatoide u osteoartritis, aunque no cura la condición. También se ha usado en el dolor causado por la neuralgia post-herpética (causada por el herpes zóster conocido como culebrilla o shingles en inglés).

Aplicado sobre la piel, se llega a utilizar para disminuir los dolores musculares de la parte baja de la espalda, y, aplicado a los puntos de acupuntura, podría ayudar a disminuir los dolores y la náusea postoperatoria.

El capsicum se emplea para diversas afecciones, sin embargo la evidencia científica de que ayude para las siguientes condiciones no está clara: neuropatía diabética, pérdida de peso, dolor de garganta, como estimulante, migraña, calambres, síntomas de la fiebre del heno o rinitis alérgica.

Las cremas y lociones que contienen extracto de capscicum son bastante seguras en la mayoría de los adultos cuando se aplican tópicamente (localmente). Algunos efectos secundarios podrían ser irritación cutánea, comezón y ardor (debes estar muy atento si además tienes una piel muy sensible o eres alérgico a cualquier otro fruto de la familia de los chiles, las solanáceas). Hay que evitar aplicarlo en heridas. Esta sustancia puede ser extremadamente irritante para los ojos, la nariz y la garganta. No debes usarlo alrededor de los ojos o si tienes piel sensible.

El capscicum es seguro cuando se consume durante periodos cortos y en las porciones comunes presentes en la comida. Cuando se utiliza de esta manera, las reacciones podrían ser irritación de estómago, sudoración, sofocos y secreción nasal. Su consumo por periodos prolongados y en grandes cantidades podría ocasionar daño al hígado y al riñón.

La inhalación de capsicum puede irritar las membranas mucosas. Si lo usas en la nariz puede provocar secreción nasal, ardor, estornudos y tos. Estos efectos disminuyen o desaparecen después de varios días de uso.

Precauciones

Durante el embarazo y la lactancia, su uso tópico es seguro, aunque debe estar supervisado por un médico. Sin embargo ingerido no hay suficiente evidencia científica que demuestre su seguridad, por lo que es mejor no tomarlo. Es importante tener en cuenta que se han reportado casos de dermatitis en bebés lactantes cuando las madres consumen alimentos altamente condimentados con chile y otro tipo de irritantes.

La aplicación tópica de capsicum en niños menores de 2 años no es segura, por lo que se debe evitar. Así mismo no existe evidencia de que sea seguro que lo consuman los niños muy pequeños, por lo que no se les debe dar este alimento.

No deben usarse productos de capsicum sobre piel irritada, con sarpullido o dañada, tampoco sobre heridas abiertas.

Si tienes programada una cirugía, es importante que suspendas su uso al menos dos semanas antes de la fecha, pues puede incrementar el sangrado durante la operación y tampoco debes usarlo si tomas anticoagulantes pues podría incrementar sus propiedades.

Evita que cualquier el contacto de la crema de capsicum con los ojos, orejas u otras áreas sensibles. Si el producto llegara a entrar en tus ojos, lávalos con agua fría y busca atención médica si tu visión es borrosa o si el ardor no disminuye.

Asegúrate de lavar bien tus manos después de aplicarte cremas con capsicina. Si no es suficiente con agua, prueba con una solución hecha a base de vinagre.

Si has tenido reacciones alérgicas con los chiles, no debes usar productos que contengan capsicum.

No apliques calor a la zona que estás tratando con capsicina, pues puede aumentar el ardor y la irritación. No uses crema de capscicum más de tres o cuatro veces al día, su uso excesivo puede aumentar el riesgo de efectos secundarios.

Si sientes ardor, evita tomar duchas de agua calientes después de usar productos con capsicum.

Al usarse por vía oral, el capsicum puede provocar irritación gastrointestinal, irritación en la boca y la garganta, así como daño a las papilas gustativas, flatulencia (gas) y dolor de estómago.

Interacciones

Como mencionamos anteriormente, los medicamentos con propiedades anticoagulantes interactúan con el capsicum, así que podrían aumentar el riesgo de sangrado si los usas al mismo tiempo. Algunos de estos medicamentos incluyen al ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, entre otros.

La cocaína interactúa con el capsicum y se pueden incrementar los efectos secundarios de esta droga incluyendo, ataques al corazón.

La teofilina es otra sustancia que interactúa con el capsicum, así que debes tener precaución si tomas algún medicamento con este componente. La capsicina puede acrecentar los efectos secundarios de la teofilina.

El capscicum podría aumentar el riesgo de desarrollar tos si estás tomando una de las medicinas para la presión arterial del grupo de los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (como lisinopril, captopril, enalapril, etc.).

Las medicinas que reducen el ácido del estómago (como ranitidina, famotidina, omeprazol, maalox, tums, etc.) podrían ser menos efectivas.

El capscicum podría ayudar a disminuir el dolor cuando se aplica localmente en osteoartritis y las condiciones mencionadas. Pero si no mejora, es importante consultar a su médico. Como con todos los suplementos aunque se apliquen en forma de pomada, es importante notificar a tu médico, idealmente antes de usarlos, pero siempre si los estás usando. Cualquiera puede tener efectos secundarios y/o interacciones con otros suplementos, hierbas o medicamentos.

Imagen © iStock / SvetlanaK




sin comentarios

Artículos recientes
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal